domingo, 12 de febrero de 2017

HISTORIA DEL TOCADO

Ayer mi pequeño me preguntó: ¿Por qué el tocado se llama tocado?. Así que me he puesto a investigar y he aprendido mucho. Además de resolver la pregunta de mi peque, os cuento la historia y evolución del tocado. Espero que os guste.

SIGNIFICADO DE TOCADO
Derivado del verbo tocar "cubrirse la cabeza", "peinarse el cabello con adornos", el sustantivo tocado se refiere tanto a la prenda con la que cubrimos la cabeza, como al peinado y adoro con que la mujer hermosea su cabellera. Es, por tanto, tocado, el término genérico con el que nos referimos al sombrero, la gorra o cualquiera de sus sinónimos.

HISTORIA DEL TOCADO
Desde que la historia es historia, hombres y mujeres han decorado sus ropas, peinados y cuerpos con cuentas de colores, telas y plumas.
Durante la época del Antiguo Egipto, los tocados eran utilizados por personas de toda clase social ya fuera en forma de sombreros, gorros, las diademas que utilizaban las clases nobles y las coronas de los Faraones, con las que eran retratados e identificados. 
En la antigua Grecia y Roma queda patente el uso de tocados y diademas de cuentas para decorar recogidos, también velos y cintas adornaban los cabellos de jóvenes vestales.



En la Edad Media se extiende el uso de tocado pero cobra un carácter más moral que estético, relacionado con las pretensiones religiosas de la época, asociando cubrir la cabeza como símbolo de pudor. Como lo hicieron en la corte española de los Reyes Católicos.


Pero a la vez con el uso de éste se comienza a desarrollar un "mercado" del tocado. Aparecen las cofias utilizadas por damas nobles, también conocidas como capotas que estaban elaboradas en terciopelos, sedas, pieles,... la "venda" que enmarcaba el perfil de las mujeres hasta cerca de la barbilla y que sujetaba una banda rígida alrededor de la frente en forma de corona, y las redecillas que sujetan el pelo peinado en dos trenzas agarradas alrededor de las orejas.




En los países nórdicos aparecen los grandes tocados de formas voluminosas que resaltan la silueta femenina. Son muy utilizados el tocado de aguja o Hennin, el tocado turbante, que tenía un velo cosido en la parte alta o el clásico tocado en forma de "maceta" invertida sobre la cabeza.


En el Renacimiento comienza la moda de las redecillas de pedrería, la "cofia francesa" con forma de herradura y los casquetes para cacerías que iban decorados con pedrería, terciopelos, sedas, plumas, pieles,...


En el Barroco, debido a la influencia francesa se impone en Europa el uso de pelucas con voluminosos recogidos y con ello los tocados ganan en altura, volumen y complejidad. También se introducen nuevos materiales como encajes, collares de perlas, plumas,..., que daban un aspecto majestuoso a las damas. En España la moda era usar armazones de alambre sobre los que se enrolla el pelo y se decoran con joyas, plumas y encajes.


El Barroco dio un paso más allá en el Rococó, donde su máximo exponente es la Reina María Antonieta, Monsieur Larseneur atendía los deseos de una caprichosa reina insatisfecha y exigente creando tocados impensables con plumas y joyas de formas inimaginables. 


Con el Realismo llegan los tocados románticos en forma de grandes pamelas con multitud de lazos, coquetos sombreritos con plumas, estrellas de diamantes para asistir a las fiestas. 


En la Ilustración Española podemos encontrar el tocado español más representativo de la época, la redecilla goyesca. En la España del siglo XVIII se extendió el uso de esta redecilla acompañada de largas trenzas. También los sombreros de ala ancha decorados con plumas solían cubrir las cabezas de la burguesía.


Donde el tocado ha sufrido los mayores cambios ha sido durante el Siglo XX. Con la 1ª Guerra Mundial se acabó la opulencia de siglo XIX y la moda se volvió austera, dejando a un lado los accesorios. Terminada la guerra llegan los felices Años 20, con el Charleston se impone el uso de los cuajados de lentejuelas y tiras decoradas con perlas, encajes, plumas de fantasía o broches de estilo Art Decó que lucían sobre ondas al agua y ojos ahumados.



En los Años 30 CHANEL inició su andadura como sombrerera, de sus manos salieron canotiers, boinas y bandeaus de elegancia indiscutible que liberaron a la mujer de los cánones estéticos de la época.



En los Años 40 y 50, se generaliza la utilización del tocado como complemento de conjuntos femeninos de cinturas muy marcadas. Es la era de Dior. Las estrellas de Hollywood como Audrey Hepburn, Rita Hayworth, Grace Kelly y muchas más, lo encumbran al uso diario y elegante.
 


En los Años 60 es Jackie Kennedy quien pone de moda los pañuelos y el sombrerito pill-box, un sombrero estilo "azafata" que es un símbolo de elegancia. Juntos se convirtieron en icono y hoy día es conocido como "sombrerito tipo Jackie Kennedy".
 

En los Años 70 el movimiento Hippie cambió el concepto de moda que hasta entonces había existido, sustituyendo los tocados por flores en el pelo, cintas de rafia, piel o guipur y sombreros de ala ancha de paja.





En los Años 80 y 90 quedan en desuso y vuelven a su apogeo en la actualidad sin reglas básicas ni estilos puesto que se recurre a una interpretación del pasado y al uso de nuevos materiales para crear formas novedosas.









No hay comentarios:

Publicar un comentario